LA LEY FINTECH Y EL CROWDFUNDING INMOBILIARIO

03/05/2018
34 Shares 2096 Views

El pasado jueves 1 de marzo de 2018 marcó la fecha en la que se votó y aprobó en el Congreso de la Unión la Ley Fintech. Pero, ¿qué es la famosa Ley Fintech? ¿a quién aplica? ¿a quién beneficia? y ¿por qué es relevante para la industria inmobiliaria en México?

Imagen de archivo

La Ley Fintech es aquella que regula a las Instituciones Financieras Tecnológicas –“ITF”-. Las ITFs comprenden a tres grandes grupos: 1) Plataformas de Fondeo
Colectivo o Crowdfunding; 2) Procesadores de Pagos y 3) Criptomonedas. En pocas palabras los tres grupos que comprenden a las ITFs representan a empresas que a través de la tecnología están revolucionando el mundo de las finanzas en México. Por poner algunos ejemplos, existen hoy plataformas de Crowdfunding que representan una
alternativa al financiamiento tradicional -la banca o fondos de capital-; Procesadores de Pagos que permiten que las transacciones electrónicas se hagan de manera más eficiente y las Criptomonedas, que replantean la forma en la que concebimos el dinero. Hasta antes de que se aprobara dicha ley, no existía una figura legal que reconociera y regulara a estas empresas. Esto representaba una limitante para el crecimiento de dichas empresas y un riesgo para los usuarios de las mismas.

Imagen de archivo

Existe un fuerte vínculo entre el sector inmobiliario y el sector financiero. Desarrollar un proyecto inmobiliario requiere grandes cantidades de capital, y el proveedor de capital por excelencia ha sido el sistema financiero tradicional -llámese la banca, mercados públicos y grandes fondos de capital privado). Ahora, como parte de la cuarta revolución industrial, el sistema financiero tradicional está viviendo un proceso disruptivo con la aparición de nuevas tecnologías y empresas de tecnología financiera.

El crecimiento y desarrollo de las ITFs será relevante en la medida que impacte los vínculos y la manera en la que interactúan los desarrolladores inmobiliarios con estos
nuevos proveedores de capital y servicios. Si bien el alcance que hoy ofrecen las ITFs parece ser pequeño, el ritmo de crecimiento de las empresas tecnológicas suele ser exponencial y su impacto en las industrias siempre es  subestimado. Ejemplos de esto hay muchos –Amazonvs los brick and mortar, Kodak vs la cámara digital, Netflix vs
Blockbuster, etcétera-.

Particularmente creo que el Crowdfunding tiene el potencial para revolucionar a la industria inmobiliaria en el mundo, ya que combina la forma más tradicional de financiar un proyecto inmobiliario -una co-propiedad o grupo de socios- con el uso y poder de la  tecnología para gestionar el principal insumo de su proceso productivo. Los beneficios para los desarrolladores y los inversionistas son enormes, este tipo de empresas crean un círculo virtuoso donde todos ganan -bueno, todos menos el sector financiero  tradicional-.

 

 

Por  Juan Carlos Castro, Briq.mx

Be the first to comment

Leave a Reply